Incorporar nuevas habilidades es la clave para impulsar las ganancias de productividad en los servicios financieros

●    Se espera que el uso de trabajadores externos por proyecto o «gig» se expanda del 5% de la fuerza laboral de este rubro a más del 15% en los próximos cinco años, como forma de incorporar habilidades especializadas a las industrias, con énfasis en las habilidades tecnológicas.

●    El 80% de las empresas están implementando herramientas digitales para respaldar la mejora de las habilidades de su gente, lo que aumenta la productividad en un 90%.

●    Las instituciones financieras están gastando hasta el 30% de los presupuestos anuales en programas de cambio, pero no están recolectando las recompensas.

Las instituciones financieras están dedicando una cantidad importante de tiempo y esfuerzo a impulsar la productividad de su fuerza laboral, según la encuesta de la Agenda de Productividad 2021 de PwC.

Esta es la segunda vez que se realiza la investigación de productividad de PwC, la que se llevó a cabo durante junio de 2020. Los resultados reflejan cómo se ha vivido la pandemia del Covid-19 y la prioridad que las empresas de servicios financieros están colocando en mejorar la productividad de su gente para el futuro. El 72% de los encuestados planea implementar medidas de productividad específicas adicionales, en comparación con el 53% en 2018, y el 14% detuvo sus esfuerzos temporalmente debido al Covid-19.

El 50% de los encuestados están aprovechando las soluciones de fuentes múltiples, incluida la introducción de más empleados externos o «gig» para acceder a conjuntos de habilidades especializadas, y más de una de cada cuatro (27%) de estas empresas están gastando más del 20% de sus costos operativos en programas de gestión del cambio. Tres cuartas partes (77%) de las organizaciones también están rastreando la productividad de los trabajadores

La digitalización es una herramienta clave para que las instituciones financieras incrementen su productividad. La mayoría de las organizaciones ya se han digitalizado hasta cierto punto y, como resultado, están siendo más productivas, pero hay mucho más por hacer. Las empresas necesitan nuevas capacidades, ya que las soluciones tecnológicas implican cada vez más la colaboración con terceros. Los trabajadores no solo necesitan habilidades técnicas, sino también capacitación en nuevas habilidades «blandas», como métodos ágiles y técnicas de colaboración avanzadas.

El uso de plataformas colaborativas y empleados gig proporcionan un alto valor según el 80% de las instituciones financieras encuestadas.  Esto ha aumentado significativamente desde la encuesta de 2018, en la que solo el 39% cree que agrega valor. PwC sugiere que el uso de trabajadores de la economía gig aumentará significativamente en los próximos 3-5 años. Los trabajadores subcontratados actualmente representan sólo el 5% de los empleados, en comparación con el 70% de los empleados a tiempo completo, el 32% a tiempo parcial y el 9% de los contratistas.

De las organizaciones con programas de cambio implementados, el 60% está invirtiendo en capacitación especializada para su gente y el 51% ha designado mentores de carrera, para crecer y retener el talento. Además, casi el 80% de las empresas encuestadas están utilizando herramientas adicionales para respaldar la productividad de su gente, a través de herramientas de inteligencia artificial (54%), aprendizaje profundo (40%) y automatización de procesos robóticos (37%), lo que resulta en más del 90% de las empresas que informan éxito en su uso.

Las herramientas digitales han empoderado con éxito a la fuerza laboral interna de las instituciones financieras, y el 90% de los encuestados afirma que el uso de estas herramientas ha mejorado la productividad de la empresa.

Las perspectivas de un mayor uso de la economía de gig son particularmente significativas, y la mitad de las organizaciones encuestadas afirman que esperan aumentar su proporción de empleados gig en los próximos 3-5 años, en lugar de contratar empleados a tiempo completo. A pesar de que cada vez hay más talento disponible bajo demanda, la mayoría de las instituciones todavía dependen principalmente de empleados a tiempo completo y parcial.1 Entre los encuestados, los contratistas representan solo el 9% de la fuerza laboral, y el talento de la economía gig representa solo el 5%.

PwC cree que los empleados de la economía gig probablemente realizarán entre el 15% y el 20% del trabajo de una institución típica dentro de cinco años, impulsados por la presión continua de los costos y la necesidad de acceder a talentos con habilidades digitales. Esto, combinado con la inversión en las habilidades sociales y la experiencia digital de los empleados más permanentes, es clave para desbloquear las ganancias de productividad en el futuro.

«Los desafíos en torno a mantener a las personas motivadas y productivas, este año se vuelve más pertinente que nunca. Creemos firmemente que la mejora de las habilidades, a través de la capacitación y la tutoría, es clave para aumentar la productividad, al igual que la subcontratación a la economía de los trabajos en directo «, comenta el socio de People & Organization de PwC Chile, Pablo Gómez.

Además, agrega que «mejorar el IQ digital de la fuerza laboral asegurará que sus empleados estén equipados con nuevas habilidades para un nuevo mundo, y complementando esto con las habilidades de los empleados on-demand, desbloqueará ganancias de productividad en todos los ámbitos y es fundamental para convertirse en una institución líder en el mundo. También, permitirá que los empleados colaboren estrechamente con terceros, incluidos los empleados de la economía gig y las plataformas de colaboración colectiva, que aumentarán significativamente a medida que las instituciones financieras sientan la presión para reducir costos y acceder a habilidades digitales».

Chile, Economía y negocios, Tendencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *