Pago de subvención escolar no se verá afectado por baja de asistencia debido a la pandemia

Establecimientos agradecen el anuncio, pero a su vez advierten un panorama  incierto por ausencia de medidas efectivas del Mineduc, demandan pago de subvención por matrícula para combatir el déficit económico generado por  la crisis sanitaria.

La educación en nuestro país atraviesa una compleja situación económica, debido a que varios sostenedores de colegios subvencionados han debido cerrar y otros, han tenido que suspender ciertas actividades académicas, todo esto ya que antes se mantenían con la subvención que entregaba el estado por niño asistente a clase y por otra parte el pago que hacían los padres y/o apoderados. Debido a la pandemia del Covid 19 estos ingresos fluctuaron y restringieron la capacidad económica para sostener los establecimientos educacionales de forma eficaz. Es por ello que  el día de jueves 30 de marzo el Mineduc envió un comunicado donde se asegura que de ahora en adelante los pagos se realizarán de acuerdo a  la ley de presupuesto 2021 (Ley Nº 21.289) que en su glosa 03 del Programa 20, indica la posibilidad de extender de 15 a 60 días la Glosa Presupuestaria, para no considerar la asistencia cuando exista una baja considerable con la previa autorización de la Dipres (Dirección de Presupuestos de Chile).

«Aquellos establecimientos  que declaren asistencia efectiva y se determine que existe baja asistencia para el RBD (rol de cada colegio), no se considerarán los días con asistencia declarada efectiva y se aplicará mecanismo de reemplazo igual que en el año 2020, inciso 4º del Art. 13 del D.F.L. 2 de 1998 (Ley de Subvenciones), donde se utilizará la última asistencia efectiva disponible del 2020 (que para la gran mayoría de los colegios  corresponde a marzo 2020)» Señala Carolina Carrillo Yantani abogada experta en educación de LSC GROUP.

Por otra parte nos aclara Pamela Soto Docmac, especialista en  normativa educacional-, que los establecimientos educacionales que no tengan clases presenciales en todo el mes DEBEN siempre declarar asistencia cero (ausentes) y se calculará la subvención de acuerdo con lo que se plantea en la Ley de Subvenciones, en el Art.13, inciso 4º, utilizando para el cálculo la última asistencia efectiva disponible.

 

Por ende es obligación  de todos los sostenedores declarar SIEMPRE asistencias aun cuando sea cero, si tiene asistencias presenciales deben declararlas y si solo tiene online o no tiene de ningún tipo DEBEN declarar cero, en cualquiera de los casos el pago de subvenciones será muy similar al recibido el año 2020, dado que a través de la aplicación de la glosa extendida o por directa aplicación de Art. 13, ya señalado, se utilizaría el mismo promedio de asistencia efectiva que tuvo el colegio en el año 2020.  

Solo aquellos establecimientos que declaren una asistencia efectiva MAYOR a la del mismo mes del año 2020 tendrán un cálculo y pago como siempre ha sido, es decir usando la asistencia declarada, nos informa LSC GROUP, especialistas en normativa.

 

Frente a este escenario la incertidumbre continua entre sostenedores educacionales , «Las medidas que ha dispuesto el Mineduc han sido parciales y no apuntan a atender las urgencias específicas que surgen de la falta de conectividad y equipamiento necesario de los estudiantes de zonas vulnerables. Nuestro sentimiento es de frustración ya que la respuesta del Ministerio no ha sido robusta al momento de atender los problemas específicos que provoca la brecha digital en el proceso enseñanza-aprendizaje, sostiene Juan Fuenzalida quien  es representante legal de la corporación Educacional Miguel de Cervantes de la comuna del bosque.

Para hacer frente a lo señalado han tenido que asignar recursos SEP para contratar router y chips de conexión, sin embargo aquello no es suficiente debido a que el equipamiento de que dispone el alumno no permite desarrollar de forma efectiva las sesiones virtuales impartidas por los docentes ya que una parte significativa de la matrícula lo hace a través de teléfonos celulares.

Las brechas existentes para los alumnos y apoderados es una realidad a la cual nadie ha dado solución, es por ello que Juan Fuenzalida nos plantea lo siguiente«creemos que la autoridad, aprovechando el estado de excepción actualmente vigente, debería generar un poder de compra a fin de «estimular» a las empresas de telefonía, como proveedores del estado, a vender al Ministerio de Educación (precio justo modo covid) la cantidad necesaria de router y chip de conexión para ser entregados gratuitamente a todos los alumnos que habitan zonas geográficas en que el acceso a internet sea igual o inferior al 80%. La logística de esta acción estaría a cargo de JUNAEB que cuenta con la expertis y los recursos para desplegar tal esfuerzo en colaboración con los establecimiento educacionales. En complemento, el Estado a través de «su poder de compra», puede importar directamente o a través de proveedores nacionales, notebook y/o tablet para ser entregados, a lo menos, a alumnos prioritarios y preferentes a fin de atender las necesidades de equipamiento. Respecto de lo señalado el MINEDUC y otras reparticiones del estado cuentan con los datos críticos para identificar los grupos objetivos»

El complejo escenario financiero que enfrentan actualmente los establecimientos educacionales se inició en octubre del 2019 ya que el estallido social produjo morosidad de apoderados en colegios FICOM y el  año recién pasado se acrecentó producto de la pandemia del Covid 19, todo esto aumento la inasistencia constante de alumnos y profesores a clases, motivados por la inseguridad que existe acrecentaron la problemática actual de financiamiento.

«El déficit acumulado el año anterior no podrá ser recuperado este año, por el contrario, los recursos disminuyen considerablemente, por la cantidad de medidas que se han debido implementar para dar continuidad al servicio educativo. En el caso de los establecimientos educacionales sujetos al sistema de Financiamiento compartido, son entidades sin fines de lucro, sin reservas patrimoniales y por ello sin acceso a créditos bancarios. Debemos hacer presente que se enfrentan además a un escenario normativo que ha sido objeto de permanentes modificaciones, que imponen nuevas cargas económicas, sin considerar nuevos recursos.  Gran parte de los costos de los establecimientos educacionales, son de carácter fijo, es decir, la implementación de la modalidad de clases remotas no se traduce en ahorro para el colegio» nos señala el presidente de la Coordinadora Colegios Particulares y Subvencionados CCPS, Luis Cañas.

Según LSC GROUP, «la solución debería establecer una subvención fija para sostenedores, según matrícula,, para que, en tiempos de pandemia, el monto final del aporte del Estado no esté condicionado a la asistencia efectiva de los alumnos, sino que comprenda una cifra  conocida y estable en el tiempo. Esto, sin importar la fase en que se encuentra la comuna en que está el establecimiento o, si podrán o no realizar clases presenciales».  A juicio de expertos, esto le daría no sólo una estabilidad económica, sino emocional, a toda la comunidad educativa.
Chile, Educación, Política, Tendencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *